Datos de la discapacidad visual

     

Las personas con discapacidad visual (PcDV) perciben su entorno como parte de una sociedad tecnológica, así lo expresan al decir “cuando asistimos a alguna oficina lo único que percibimos es el sonido de las teclas, no es posible distinguir otra herramienta de trabajo…” por lo que introducirse a ese entorno lo consideran como el principio para alcanzar una mejor forma de vivir.

Paradójicamente, la comunicación con las computadoras se realiza mediante la interacción directa sobre la pantalla, en un entorno iconográfico. En consecuencia, ¿Cómo se hace para integrar a una persona con discapacidad visual al uso de la computadora, siendo este un medio altamente visual?

El estudio que se presenta se suma a la serie de propuestas que promueven el cambio de concepción en el que se tiene a la PcDV. Su orientación se dirige a esa comunidad por la paradoja conceptual que implica el uso de medios visuales por personas ciegas. Es importante aclarar que no se ha tratado de discriminar alguna discapacidad o se ha tratado de ofender a alguien. Solo es un estudio centrado en los opuestos visual- no visual en el contexto de las tecnologías, con la principal idea de incidir en la reflexión de aquellos creadores de tecnologías para que se interesen en contribuir en el campo de la discapacidad mediante elementos que mejoren la accesibilidad para todas las personas.

discapacidad visual

La ceguera es considerada por organismos internacionales como la segunda discapacidad más inhabilitante. La gran mayoría de las personas coinciden en señalar que de los cinco sentidos con que contamos los seres humanos, la vista es la más traumática de las pérdidas que pueda experimentarse.

Laura Poy Solano publica en el periódico La Jornada (2005) un artículo titulado “La ceguera es la segunda causa de discapacidad en México: INEGI”; que revela que el 51.7 por ciento (242,000) de la población con discapacidad visual de 6 a 29 años de edad no asiste a la escuela, mientras que 32.2 por ciento del total de las personas ciegas o débiles visuales en México es analfabeta y que las PcDV que cuentan con un empleo perciben menos de un salario mínimo. Ante la perspectiva dada en esta estadística, se considera relevante analizar las formas y áreas donde las PcDV puedan insertarse, desenvolviéndose con autonomía y/o con productividad. Algunas áreas permiten la inserción de las personas con mayor o menor facilidad por las características mismas de la plaza de que se trate, sin embargo, ¿qué ocurre en oficinas y espacios donde hacen uso de dispositivos tecnológicos como la computadora?

En el caso de las PcDV, el conocimiento sobre la herramienta se vuelve una opción para insertarse al ámbito laboral, gracias a los esfuerzos de centros de capacitación orientados a la discapacidad, así como a grandes empresas que se enfocan en contratar personas centrándose en sus cualidades y fortalezas. Sin embargo, cabe preguntarse ¿cómo es el proceso de capacitación que requieren las PcDV para el manejo de la herramienta? y, ¿cómo logran y viven el aprendizaje en este contexto?