El diseño universal es el diseño de productos, entornos, programas y servicios que puedan utilizar todas las personas, en la mayor medida posible, sin necesidad de adaptación ni diseño especializado. Los siete principios del diseño son:
Uso equitativo: Con las mismas formas de uso para todos, las mismas garantías de privacidad, seguridad y diseño agradable.

Uso flexible: El diseño se acomoda a un amplio rango de preferencias y habilidades individuales, ofreciendo diferentes opciones en la forma de uso.

Uso simple e intuituvo: Sin importar la experiencia, conocimientos, habilidades del lenguaje o nivel de concentración del usuario.

Información perceptible: El diseño transmite la información con medios pictóricos, visuales, verbales, audibles y táctiles.

Tolerancia al error: El diseño minimiza riegos y consecuencias adversas de acciones involuntarias o accidentales.

Adecuado tamaño de aproximación y uso: Proporciona un tamaño y espacio adecuado para el acercamiento, alcance, manipulación y uso, independientemente del tamaño corporal, postura o movilidad del usuario.

Diseño Universal para el Aprendizaje

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es un conjunto de principios que se integran en el proceso de enseñanza-aprendizaje, que proporcionan a todos los estudiantes igualdad de oportunidades. Es decir, objetivos, métodos, materiales y evaluaciones formulados partiendo de la diversidad, a través no de un modelo único sino de un enfoque flexible que permita la participación, la implicación y el aprendizaje desde las necesidades y capacidades individuales. El DUA se fundamenta en tres principios:
Proporcionar múltiples medios de representación (el “qué”). Ofrecer distintas opciones para abordar contenidos a través de diferentes canales de percepción (auditiva, visual, motriz).

Proporcionar múltiples medios para la acción y la expresión (el “cómo”). Ofrecer variadas opciones facilitar la expresión, la representación y la fluidez (materiales interactivos, recursos materiales, recursos tecnológicos, estimulación al esfuerzo y la motivación a una meta).

Proporcionar múltiples medios de compromiso (el “por qué”). Ofrecer estrategias que reflejen los intereses de los alumnos para afrontar tareas nuevas, (opciones de autoevaluación, reflexión, expectativas).

De manera general es necesario enmarcar la idea de que el uso de la tecnología en la educación no sólo implica la incorporación de la herramienta en el aula, que por sí misma proporcionará elementos necesarios para el aprendizaje, o bien que en determinado tiempo los alumnos mejorarán o modificarán su forma de aprendizaje. Es importante considerar de inicio los cuatro pilares de la educación que menciona la UNESCO: Aprender a aprender, aprender a convivir, aprender a hacer y aprender a ser.

Aprender

Con ello se hace referencia a que es necesario definir nuevas estrategias pedagógicas y aprovechar todas las posibilidades que ofrece la sociedad para el logro de estos principios. Es importante la inclusión de las TIC en la educación, pero no como un elemento adicional, sino como parte de la planeación, de la estructuración y puesta en práctica de experiencias pedagógicas. Las TIC pueden optimizar materiales didácticos, como un medio para el aprendizaje y en el desarrollo de estrategias específicas que faciliten el proceso de aprendizaje. Se pueden utilizar las TIC como una herramienta que facilite el aprender a aprender y favorezca la accesibilidad a la información para todas las personas, así como el aprender a convivir y que todos tengamos el acceso a estos recursos de forma inclusiva y colaborativa; aprender a hacer y hacer frente a diferentes situaciones desde la condición de la persona y su experiencia; y por último, aprender a ser sin menospreciar a la persona en sus capacidades y aptitudes.

Diseño Universal de Páginas Web

Las Pautas de Accesibilidad al contenido de la Web son una especificación del W3C que proporciona una guía sobre la accesibilidad de los sitios de la Web para las personas con discapacidad. Han sido desarrolladas por la Iniciativa de Accesibilidad en la Web (WAI) del W3C. En general, los sitios web accesibles no tienen que diseñarse para que sean muy diferentes. Sólo necesitan ser diseñados de forma que sean flexibles:
Flexibles para que los usuarios puedan operar con ellos desde diferentes modos (con teclado, ratón, etc).

Flexibles para que se transformen de forma agradable en páginas inteligibles y útiles si no se soportan tecnologías específicas o éstas no pueden ser utilizadas por usuarios o navegadores específicos.
Para crear páginas accesibles, y puede aplicar también para cualquier objeto de aprendizaje, es importante considerar, por ejemplo, una audio descripción de cada elemento visual como imágenes, figuras, diagramas y animaciones; proporcionar subtítulos, transcripción de sonido y descripción de video; usar vínculos de hipertexto a una referencia que tenga sentido para el usuario; emplear encabezados, subtítulos o una estructura consistente; ofrecer contenido alternativo cuando existan objetos en los que no se puede navegar por un lector de pantalla y facilitar la lectura del texto.