El Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), Jalisco, busca generar convenios con diversas empresas del país para promover la participación de los adultos mayores en el ámbito laboral.

Iniciado en el Distrito Federal, el programa de vinculación laboral para personas de la tercera edad se replicó en el estado de Jalisco con el fin de proveer oportunidades de empleos para personas mayores de sesenta años. La directora del instituto, Araceli Escalante Jasso, explicó que el proyecto busca generar empleos bien remunerados y con todas las prestaciones de ley, sin importar si el adulto mayor es profesionista o no.

El proyecto de inclusión se lleva a cabo a través de una bolsa de trabajo a la que los adultos pueden inscribirse al presentar su credencial de elector y acta de nacimiento, así como otros documentos para completar el proceso. Una vez dentro, se evalúan las vacantes que coincidan con el perfil de los solicitantes con el fin de postularlos para obtener un empleo.

De acuerdo con Escalante, en el país existen ya alrededor de 10 mil adultos mayores laborando en diversas empresas. Por su parte, en Jalisco, la delegada estatal, Alma Guadalupe Salas Montiel, afirma que aunque no han logrado tantos convenios como en la capital del país, continúan trabajando en el proyecto y recalca la labor de empresas como Starbucks, quienes se han sumado a la iniciativa tanto en el propio Jalisco como en muchas regiones del país.

Las características del programa

El programa busca la reactivación social de las personas de la tercera edad en la sociedad, así como también el beneficio en la economía familiar de los ancianos. En palabras de la directora del instituto, la vinculación laboral intenta que el adulto mayor “se sienta motivado por el hecho de que vuelve a trabajar”.

Ambas representantes de la institución recalcan los beneficios fiscales que trae consigo la contratación de adultos mayores. De acuerdo a la ley, las empresas serán capaces de deducir el 25 por ciento del salario de sus empleados de la tercera edad, lo cual, de acuerdo a Escalante, sirve como un gran incentivo para apoyar a su programa.

Además del programa de inclusión laboral, el INAPAM cuenta con otros proyectos para el apoyo a los adultos mayores, entre los que se encuentran diversos descuentos en materia de atención médica, reducción de la tarifa del Predial, así como también la celebración de unos juegos nacionales donde los ancianos pueden competir en actividades deportivas y culturales.

En Jalisco se cuenta con noventa módulos en todo el estado y se espera que su presencia continúe creciendo. Salas Montiel señaló que el año pasado se afiliaron al instituto de veinticinco a cincuenta personas al día, mientras que, actualmente hay más de 300 ancianos esperando diariamente en las afueras de las dependencias para tramitar una credencial del INAPAM.

Ambas funcionarias afirman que, hasta el momento, han recibido muy buena respuesta por parte de los gobiernos y señalan que aún tienen muchos proyectos para el futuro, puesto que, de acuerdo con la directora, México “Es un país que va envejeciendo, para el 2030 vamos a ser más adultos mayores que jóvenes”.