La integración de las personas con discapacidad es un tema que se empieza a posicionar de manera tímida en el contexto empresarial.

La tarea no ha sido fácil. Ha iniciado desde el cambio de pensamiento; de entender que todos, aún cuando no tengamos ninguna limitación física o cognitiva, somos diferentes. La inclusión de personas con discapacidad implica un cambio de actitud, de romper paradigmas y de entender que las personas con discapacidad no son personas limitadas, sino que tienen capacidades diferentes. Esta, quizá, es la barrera más difícil de romper. Es entrar a entender que la persona en condición de discapacidad tiene todas las habilidades para, con los apoyos adecuados, llevar a cabo su trabajo de manera eficiente.

discapacidad-visual-trabajo

FUENTE

© Endesa S.A. 2012