El calcio en el crecimiento de los niños permite asegurar que tus hijos desarrollen huesos fuertes y densos, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (INS) sugieren que el consumo diario de calcio en los niños debe ser de 700 mg a 1,300 mg.

calcio-en-niños

Los niños que consumen al día dos porciones de productos lácteos, adicionados con calcio, tienen significativamente mejor salud ósea que quienes comen solo uno, confirma un estudio de la Universidad de Kagawa en Japón.

Óptimo crecimiento

Reconociendo la importancia de este mineral para el sano crecimiento de los niños, nace el Ejército de Mamás Pro-Calcio, bajo la iniciativa de Danonino.

El objetivo es apoyar a las mamás a promover una alimentación saludable en los niños, toda vez que en los primeros 10 años alcanzan el 70% del crecimiento que tendrán toda su vida.

Como mamás podemos influir en la salud ósea de nuestros hijos, por medio de un estilo de vida saludable basado en el ejercicio y en una alimentación rica en calcio y vitamina D, recalca Desireé López, pediatra y vocera del Ejército Mamás Pro-Calcio.

 

Falta de calcio trae consecuencias

El calcio es el cuarto componente más importante que el cuerpo necesita, solo después del agua, proteínas y grasas.

Cuando la alimentación es pobre en calcio, los niños desarrollan debilidad de huesos y dientes, así como baja estatura, ya que alrededor del 90% de este mineral se concentra en estas partes del cuerpo.

A corto plazo, la insuficiencia en el consumo de calcio no produce síntomas graves porque el cuerpo mantiene los niveles del mineral en la sangre tomando lo que necesita de los huesos, afirman los INS.

Con el tiempo genera una masa ósea baja (osteopenia), riesgos de osteoporosis y fracturas óseas.

“Los síntomas graves son adormecimiento y hormigueo en los dedos, convulsiones y ritmos cardíacos anormales que pueden provocar la muerte si no se corrigen”, explican los INS.

Por el contrario, el consumo en cantidades recomendadas puede reducir el riesgo de tener presión sanguínea alta.

Una dieta con muchos productos lácteos con poco o nada de contenido graso, vegetales y frutas reduce la presión sanguínea alta.

calcio-en-niños

¿Cómo obtenerlo?

Tus hijos pueden obtener las cantidades recomendadas de calcio con el consumo de una variedad de alimentos.

Productos lácteos: Leche, yogur y queso.

Fuentes de origen vegetal: Col rizada, brócoli y repollo chino.

Fuentes de origen animal: Pescado, sardina, salmón y huevo.

Otras variedades: Algunos cereales, bebidas de soja y arroz, así como el tofu.

Para que el organismo de tu pequeño asimile el calcio y su salud ósea no esté en riesgo, es esencial complementar su alimentación con vitamina D.

FUENTE

bienestar.salud180.com