Instrucciones

  1. Humedece un trapo con agua tibia y limpia el exterior de la silla de ruedas con la mayor frecuencia posible, preferiblemente a diario o después de cada día de uso. También examina y limpia las ruedas y ejes, que a menudo acumulan la mayor parte de la suciedad.
  2. Añade tres gotas de detergente líquido para platos al trapo húmedo cuando haya una acumulación extra en la silla que no se elimine fácilmente sólo con agua. El limpiador suave ayudará en el proceso de limpieza sin dañar las piezas de las sillas de ruedas.
  3. Limpia la silla con un paño seco para evitar que el exceso de agua se filtre en los componentes electrónicos de la silla de ruedas.
  4. Aplica una capa de cera para autos en el exterior de la silla de ruedas cada uno o dos meses. Compra cualquier marca de cera de coche y utiliza un trapo para aplicar según las instrucciones del envase de cera. Esto protegerá la silla de ruedas de los arañazos y añadirá una capa de cera que hará que sea más fácil hacer una limpieza a diario.
  5. Rocía un lubricante sobre ruedas, ejes y rodamientos de ruedas una vez al año, o cuando sea necesario, para mantener el funcionamiento de las ruedas correctamente. Si escuchas algún chirrido en las ruedas en movimiento, es el momento para una lubricación.

1452SE-BOX-1