Los niños más jóvenes del Jardín de niños, no se percatan de que alguien tiene una discapacidad, a menos que sea demasiado obvia. Sin embargo, a la edad de cuatro años, los niños se dan cuenta si alguien no camina o come como el resto de las personas, y a menudo hacen preguntas indiscretas. Cómo respondas sus primeras dudas con respecto a esa curiosidad sobre esas personas, afectará la manera en que tu hijo aborde las discapacidades, y cómo trate a otros cuando sea más mayor.

photo

Cómo comenzar a hablar de las discapacidades con tu hijo
Busca el momento. La primera vez que tu hijo note que alguien tiene una discapacidad, aprovecha la oportunidad para mantener una conversación acerca de las diferencias. Explícale que las personas somos diferentes de muchas maneras, como en el color del cabello y de la piel. Aclárale que el hombre que va en el autobús es diferente porque no ve, así que usa un bastón blanco para ayudarse. El objetivo es promover una actitud de aceptación e inclusión.

Responde a sus preguntas directamente. Como siempre hay que hacer con los niños de corta edad, no des explicaciones largas y complejas. Si tu hijo te pregunta por qué el hombre del supermercado va en silla de ruedas, explícale que tiene un problema en las piernas. Es mejor que tu respuesta sea sencilla. Si no sabes la respuesta a una de las preguntas de tu hijo, díselo.

Ten cuidado con lo que dices. Ten cuidado al describir a personas con discapacidades. Evita términos que ya no se usan o que sean derogatorios. Procura centrarte en la persona y no en la discapacidad. Di “el niño que tiene autismo” en lugar de “el niño autista”. También procura evitar referirte a los niños que no tienen discapacidades como “niños normales”, ya que esto implica que los otros son anormales.

Cuando tu hijo y tú se crucen con alguien que tiene una discapacidad, no hace falta que le digas “no mires” o “sigue caminando”. Si dices eso, tu hijo de corta edad puede pensar que no debe hacerte preguntas.

Pon énfasis en las igualdades. Un niño puede tener una discapacidad física o mental, pero sigue siendo un niño. Señala lo que un amigo o vecino con una discapacidad tiene en común con tu hijo, como por ejemplo la misma edad, la misma altura o incluso un mismo color favorito.

Reconfórtalo. A veces a los niños les preocupa que una discapacidad sea “contagiosa” o “se pueda pegar”. Dile a tu hijo que eso no pasa.

Enséñale respeto. Si escuchas a tu hijo decir de alguien con una discapacidad que es “estúpido” o que camina o habla “chistoso”, dile que no está bien burlarse. Explícale lo mucho que pueden doler esas palabras, y aclárale que verse o comportarse de manera diferente no convierte a otra persona en alguien inferior.

Respuestas a preguntas de niños en edad preescolar sobre discapacidades
“¿Me puede pasar a mí?” Dependiendo del tipo de discapacidad que tu hijo vea, asegúrale que la mayor parte de las personas con discapacidades nacen así.

“¿Por qué no habla como nosotros?” Si sabes la respuesta o puedes adivinarlo, dile a tu hijo en términos simples que pueda comprender: “Tiene dificultad con los músculos que nos ayudan a hablar”.

“¿Será que no le gusto?” Los niños de cuatro años de edad empiezan a preocuparse bastante acerca de a quién caen simpáticos y a quién no. Si un niño tienen una discapacidad como autismo y no interactúa demasiado con otros, tu hijo puede preguntarse por qué este niño no se relaciona con él, e incluso tomárselo personalmente. Asegúrale que no es así y explícale que ese niño seguramente lo aprecia, pero no sabe decírselo.

NYHQ2011-1142

Qué más puedes hacer
Aprovecha cualquier oportunidad para que tu hijo esté con niños que tengan discapacidades. Si tienes una amiga cuyo hijo tiene una discapacidad, procura reunirte con ellos. Si encuentras un grupo de mamás que tienen niños con discapacidades, aprovecha esta oportunidad para pasar tiempo con ellas.
Mira programas de televisión que muestren personajes con discapacidades.
Fíjate en los libros y DVDs de tu hijo. Si ninguno tiene personajes con discapacidades, o si la manera en que aborda las discapacidades te parece pasada de moda, compra algunos libros nuevos sobre el tema.

FUENTE

www.babycenter.com