Es el cáncer que comienza en los testículos, las glándulas reproductoras masculinas que están localizadas en el escroto.

No se conoce la causa exacta del cáncer testicular. Los factores que pueden aumentar el riesgo de que un hombre presente cáncer testicular se incrementan si tiene:

  • Desarrollo testicular anormal
  • Exposición a ciertos químicos
  • Antecedentes familiares de cáncer testicular
  • Infección por VIH
  • Antecedentes de cáncer testicular

El cáncer testicular es el cáncer más común en hombres entre 15 y 35 años de edad. Se puede presentar en hombres mayores y, en raras ocasiones, en hombres más jóvenes.

Los hombres blancos son más propensos a desarrollar este tipo de cáncer que los hombres afroamericanos y asiáticos americanos.

No existe relación entre la y el cáncer testicular.

Hay dos tipos principales de cáncer testicular: seminomas y no seminomas. Estos cánceres crecen a partir de las células germinativas, las células que producen los espermatozoides.

Seminoma: es una forma de cáncer testicular de crecimiento lento que ocurre normalmente en los hombres entre los 30 y 40 años de edad. El cáncer es generalmente sólo en los testículos, pero se puede propagar a los ganglios linfáticos. Los seminomas son muy sensibles a la radioterapia.

No seminoma: este tipo más común de cáncer testicular tiende a crecer más rápidamente que los seminomas.

Los cánceres seminoma a menudo se componen de más de un tipo de célula y son identificados de acuerdo con estos diferentes tipos de células:

  • Coriocarcinoma (escaso)
  • Carcinoma embrionario
  • Teratoma
  • Tumor de saco vitelino

Un tumor estromal es un tipo escaso de tumor testicular que generalmente es canceroso. Los dos tipos principales de tumores estromales son tumores de células de Leydig y tumores de células de Sertoli. Los tumores estromales ocurren generalmente durante la infancia.

Síntomas

Es posible que no haya síntomas. Si se presentan, pueden abarcar:

  • Molestia o dolor testicular o sensación de pesadez en el escroto.
  • Dolor en la espalda o en la parte baja del abdomen.
  • Agrandamiento de un testículo o cambio en la forma como se siente.
  • Cantidad excesiva de tejido mamario; sin embargo, esto puede ocurrir de manera normal en adolescentes varones que no tienen cáncer testicular.
  • Tumor o inflamación en cualquiera de los testículos.

También se pueden presentar síntomas en otras partes del cuerpo, como los pulmones, el abdomen, la pelvis, la espalda o el cerebro, si el cáncer se ha diseminado por fuera de los testículos.

Pruebas y exámenes

Un examen físico generalmente revela un tumor (masa) firme en uno de los testículos. Cuando el médico sostiene una linterna a la altura del escroto, la luz no pasa a través del tumor.

Otros exámenes abarcan:

  • Tomografía computarizada del abdomen y la pelvis
  • Exámenes de sangre para marcadores tumorales: alfa-fetoproteína (AFP), gonadotropina coriónica humana (beta GCH) y deshidrogenasa láctica (DHL)
  • Radiografía de tórax
  • Ecografía del escroto

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • El tipo de tumor testicular
  • El estadio del tumor

Una vez que se encuentra el cáncer, el primer paso es determinar el tipo de célula cancerosa, examinándola bajo el microscopio. Las células pueden ser seminoma, noseminoma o ambas.

El paso siguiente es determinar qué tanto se ha diseminado el cáncer a otras partes del cuerpo, lo cual se denomina “estadificación”.

  • El cáncer en estadio I no se ha diseminado más allá del testículo.
  • El cáncer en estadio II se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el abdomen.
  • El cáncer en estadio III se ha diseminado más allá de los ganglios linfáticos (puede ser hasta el hígado, pulmones o cerebro).

Se pueden utilizar tres tipos de tratamiento:

  • Tratamiento quirúrgico para extirpar el testículo (orquiectomía) y también para extirpar los ganglios linfáticos cercanos (linfadenectomía). Esto se realiza generalmente en el caso de los seminomas y no seminomas.
  • La con altas dosis de rayos X u otros rayos de alta energía se puede utilizar después de una cirugía con el fin de evitar el retorno del tumor. La radioterapia por lo general se usa sólo para el tratamiento de seminomas.
  • La quimioterapia utiliza fármacos para destruir las células cancerosas. Este tratamiento ha mejorado enormemente la supervivencia en pacientes con seminomas y no seminomas.

Expectativas (pronóstico)

El cáncer testicular es uno de los tipos de cáncer más tratables y curables.

La tasa de supervivencia para los hombres con seminoma en estadio temprano (el tipo menos agresivo de cáncer testicular) es mayor al 95%. La tasa de supervivencia libre de enfermedad para los cánceres en estadio II y III es ligeramente menor, según el tamaño del tumor y de cuándo se inició el tratamiento.

Prevención

Realizarse un auto examen testicular (AET) cada mes puede ayudar a detectar el cáncer testicular en un estadio temprano, antes de que se propague. La detección temprana del cáncer testicular es importante para la supervivencia y para un tratamiento efectivo.

 

FUENTE

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001288.htm