El cáncer colorrectal o cáncer de colon y recto, como la mayoría de los cánceres, no presenta síntomas en sus primeras etapas.

En general, un cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer de manera descontrolada en alguna parte del cuerpo, y suelen propagarse

a uno o varios lugares del organismo. En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Independientemente del lugar donde se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar en el que se inició.

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o el recto, generalmente empieza con el crecimiento de tejido o un tumor al que se le llama pólipo no canceroso, el cual puede comenzar a crecer en el espesor de la pared del colon o del recto y al paso del tiempo volverse canceroso.

La posibilidad de tener cáncer colorrectal es mayor en las personas adultas (después de los 50 años de edad).

¿Cuáles son los síntomas?

En su etapa inicial, el cáncer colorrectal no presenta síntomas. En un estado más avanzado, se presenta:

  • Cambio en los hábitos de evacuación, como diarrea
  • Estreñimiento o reducción del diámetro de las heces (excremento) por varios días
  • Sensación de que se necesita defecar y que no desaparece después de hacerlo
  • Sangrado rectal
  • Color del excremento oscuro o sangre fresca en las heces (auqnue a menudo el excremento tiene color normal)
  • Cólicos o dolor abdominal
  • Debilidad
  • Cansancio
  • Pérdida inexplicable de peso

Detección Temprana

Ante los pocos o nulos síntomas del cáncer colorrectal en sus primeras etapas, la detección temprana resulta difícil, por lo que si cuentas con antecedentes familiares (de 1er. grado) de pólipos o cáncer colorrectal, debes solicitar a tu médico que te realicen pruebas a una edad temprana (antes de los 50 años).

Dentro de las pruebas de diagnóstico se encuentran:

  • La  inmunohistoquímica, que se prescribe para encontrar sangre oculta en heces
  • El enema de bario, estudio especial de radiografías
  • La endoscopia rectal, un estudios más especializado

Prevención

Aunque no conocemos la causa exacta del cáncer de colon y recto, es posible prevenirlo, siguiendo estos sencillos consejos:

  • Incluye en tu dieta diaria: vegetales, verduras, frutas y granos integrales
  • Limita el consumo de carnes rojas y procesadas, como los embutidos
  • Practica ejercicio diariamente
  • Mantén tu peso ideal de acuerdo a la edad y sexo
  • Evita el tabaquismo y el consumo de alcohol

¿Qué riesgos existen?

Que entre más tiempo tarde en acudir al médico, el diagnóstico y el tratamiento se retrase, la enfermedad puede seguir avanzando y con ello la cantidad de síntomas y/o complicaciones.

FUENTE

http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/cancer-colon